top of page

Proteger la estabilidad: mitigar el devastador costo de los desalojos

El reciente estudio de Princeton que destaca las consecuencias letales de los alquileres inasequibles se hace eco de la urgencia de nuestra misión en BCCF. Entendemos las graves repercusiones que el desalojo puede tener en los hogares, más allá de la simple pérdida de un lugar donde vivir.

 

El desalojo no se trata únicamente de desplazamiento; su impacto repercute en vidas, causando traumas, perturbando la educación y poniendo en peligro la salud. Las familias que enfrentan un desalojo enfrentan un estrés e inestabilidad inmensos, lo que a menudo conduce a una espiral descendente de desesperación financiera y angustia emocional.


Nuestro programa de asistencia de emergencia para el alquiler es un salvavidas fundamental que ofrece alivio inmediato para evitar que las familias lleguen al borde del desalojo. Al brindar apoyo financiero, mitigamos la amenaza inminente de la falta de vivienda, estabilizamos a los hogares y preservamos su bienestar.


Además, poner nuestros recursos a disposición durante la mediación de desalojo permite evitar por completo este resultado devastador. En asociación con el Proyecto de Mediación de Vivienda de la Ciudad de Ketchum, que están facilitando diálogos entre inquilinos y propietarios para encontrar soluciones equitativas, BCCF puede proteger a las familias de la experiencia traumática del desalojo con recursos financieros.



BCCF sigue firme en nuestro compromiso de proteger a los hogares del profundo daño del desalojo. Juntos, fortalezcamos la estabilidad, garantizando que ninguna familia enfrente las terribles consecuencias de perder su hogar.

Comments


bottom of page